domingo, 23 de julio de 2017

ROSAS AZULES


María Paz Martínez Unciti, nació en Madrid en 1918. Conocida familiarmente como Mari Paz Unciti. Hija del Jefe Militar, Ricardo Martínez Unciti, quien no satisfecho con su Servicio a las Armas fue, además, Profesor, Matemático, Arquitecto y  Escritor... Su esposa Agustina, se dedicó en alma y vida a un hogar de diecinueve hijos, de los que Mari Paz era la pequeña. El Militar formó parte de los llamados “Últimos de Filipinas”, e intervino en la Guerra de Marruecos. A los 74 años murió este hombre de Armas y Letras, sin querer servir a la república cuando enarbola la bandera tricolor. Su familia sigue adelante con toda la fortaleza heredada del padre.


   De apariencia delicada, su firmeza interior la mueve a volcarse en una lucha incesante por España y los españoles perseguidos. En Madrid todo empieza a convertirse en hambre, miseria, asesinatos, muerte... Para luchar contra la antiespaña, se crea el llamado Socorro Azul, también conocido como Auxilio Azul, integrado por mujeres que no tardarán en alcanzar el número de seis mil. No llega a ser organizado oficialmente hasta pasado noviembre de 1936.

El Socorro Azul prestó un gran servicio, y fueron millares las vidas salvadas por éste. Por otra parte, su contribución a la victoria no fue pequeña, teniendo en cuenta el gran volumen de evadidos de zona roja que ingresaron en el Ejército Nacional. Las tareas a las que se dedicaba el Socorro Azul eran las de conseguir fondos, para lo cual hacían todo tipo de tareas: ocultar evadidos, proporcionar documentos, alimento y escondrijo, visitarlos y llevarles noticias, etc. Como la cifra de los perseguidos ocultos aumentaba, el Socorro Azul organizó dispensarios. No es necesario hablar de los riesgos continuos que corrían las mujeres del Socorro Azul.

   Mari Paz, acompañada de su hermana mayor, Carina, piden limosna, buscan escondrijos, colaboran en las fugas, van a las prisiones, jugándose la vida una y otra vez. Como ellas otras mujeres, pocas al principio, se juegan la vida en esta retaguardia. Durante el trágico final del Cuartel de la Montaña, Carina y María Paz se encuentran en el balcón de su casa, en la calle de Santa Isabel, y desde el mismo presencian la barbarie y el ensañamiento de los milicianos rojos hasta con los muertos. Desvalijándolos, pisoteándolos, arrastrando sus cadáveres por la Gran Vía madrileña.

El 30 de octubre de 1936, Mari Paz acompaña a un muchacho perseguido, Emilio Franco, un estudiante de su edad, para ocultarle en la Embajada de Finlandia y evitar así que le asesinaran . El muchacho también sería detenido y asesinado. Son los días en que las cunetas de España, especialmente en Madrid, comienzan a poblarse con los cadáveres del tiro en la nuca y las embajadas extranjeras se convierten en refugio seguro para algunos afortunados. Los dos fingen ser una pareja de enamorados pero son apresados y Mari Paz conducida a la Checa del Comité Provincial de Investigación Pública, la tristemente conocida como Checa de Fomento, que se distinguió en el robo y el asesinato de hombres, mujeres y niños. Esta checa era el brazo ejecutor de tan siniestro comité, al que el Director General de Seguridad, Manuel Muñoz Martínez, de la Izquierda Republicana de Azaña y grado 33 de la masonería, había entregado licencia para asesinar a cualquier persona.

   El “tribunal” estaba formado por representantes de los partidos y sindicatos del Frente Popular, que hacían turnos de ocho horas ininterrumpidamente. Especialmente intensos eran los turnos nocturnos, que eran los preferidos por los milicianos para cometer las ejecuciones. . En este siniestra checa se encuentra también una monja escolapia, la Madre Cándida, Escolapia, Profesora de la apresada que será la que más tarde revelará a su familia el martirio y los últimos momentos de la hija y hermana.

La farsa de juicio de Mari Paz se realizó la misma noche de su detención. Las tres malas bestias encargadas de juzgarla eran miembros del PCE. En realidad, no es un juicio, sino un interrogatorio en que tratan de intimidarla para que delate a sus camaradas. Fue interrogada hasta la saciedad, insultada, vejada… Sin embargo, Mari Paz calla, rezando en silencio. Su fatídico destino está sellado cuando le muestran su ficha de militante de la Falange. Es encarcelada por intentar salvar a un “fascista” introduciéndole en la embajada. No tiene escapatoria.

  Poco después, unos milicianos se llevan a Mari Paz en un camión, junto a otros presos, hasta el Cementerio de Vallecas, donde los representantes de la democracia republicana la apean. Allí morirá asesinada, fusilada en las tapias del Camposanto,

domingo, 16 de julio de 2017

UN JARDIN ESCONDIDO

En la actualidad el jardín mantiene su estructura original, si entras por la calle del Rollo nada más bajar por las escaleras te encuentras con la fuente original llamada Fuente de la Priora,el jardín incluye una graciosa fuente del siglo XVIII procedente de París, de la que brota un chorro de agua que baña unos deliciosos querubines de bronce, con una inscripción a los pies que delata la autoría de la obra y sitio de creación "Fonderies d´Art du Val d´Osne 58, rue Volataire. Paris”  “Fundiciones de arte de Val d´Osn, calle Voltaire 58. París”, 

El jardín está dividido en calles que forman pequeños parterres (parcelas ajardinadas) delimitados por setos y dentro de estos parterre hay diversos árboles. En la calle de la derecha que parte desde donde se encuentra la farola, ubicada en el centro de los parterres, hay un banco si te sientas y fijas la vista por encima de la tapia se puede observar la cúpula de San Andrés y los tejados del Madrid de los Austrias.

Según el Antonio Velasco Zazo, cronista madrileño, antes de la guerra civil de 1936 existían en él un cenador y una fontana.



domingo, 2 de julio de 2017

PATRIMONIO PERDIDO


Calle Goya 10. El Palacio de Villapadierna se levantó en el denominado Ensanche de Madrid, ocupando parte de la manzana 229, entre las calles de Goya, Lagasca y Claudio Coello. Los condes de Villapadierna decidieron en 1892 llevar a cabo su construcción como residencia privada.Tras la aprobación del “Plan Castro” de 1860, los terrenos en los que se edificó la casa del palacio, hasta entonces calificados como tierras de labor, adquieren la consideración de finca urbana, y formarán parte del barrio de Salamanca, una de las zonas más elegantes del nuevo Madrid de finales del siglo XIX.


El arquitecto encargado del proyecto fue el leonés Juan Bautista Lázaro, que logrará una admirable síntesis entre la modernidad y tradición dentro del más puro eclecticismo de la época.

Tras la Guerra Civil en 1940, el nuevo Instituto Femenino de Enseñanza Media “Beatriz Galindo” de Madrid, se instalará en el Palacio de Villapadierna. Desde entonces éste se convertirá en sede temporal del recién creado instituto, hasta el 9 de noviembre de 1944, fecha en que el Ministerio de Educación Nacional decretará su expropiación forzosa pasando a ser desde entonces su sede definitiva.

Fuente Mad Madrid

viernes, 23 de junio de 2017

¿ SIESTA MADRILEÑA ?



En el Siglo VI, San Benedicto, convencido de que los monjes de su monasterio únicamente serían capaces de llevar a cabo los trabajos encomendados para servir a Dios si el día estaba convenientemente organizado, llegó a ordenar a sus monjes que construyeran relojes de pared con el fin de poder contar las horas y guardarles así en sus deberes. San Benedícto adoptó el horario romano e implantando una norma, en virtud de la cual, a ciertas horas se exigía a los monjes que trabajaran, se entregaran a la oración o cesaran en sus actividades para comer o descansar. Todo esto formaba parte de la rutina diaria. Respecto a las divisiones horarias, la sexta correspondía al mediodía y en los monasterios benedictinos era la hora de recogerse para descansar, lo que habitualmente incluía una breve cabezada, o en otras palabras una siesta.


martes, 20 de junio de 2017

MADRILEÑISMOS

Madrid tuvo su propia manera de hablar que poco a poco fue diluyéndose en el tiempo para terminar desapareciendo.
Este es un pequeño homenaje a aquellos que las usaron.


Buir ............... afilar
Conchavarse.. ponerse se acuerdo para algún fín
Jollín ............   gresca
Magoya ......... tonta
Magoy ........... tonto
Ñasca ............ nada
Llenar la canasta . Agotar la paciencia
Caneo ............ burla
Chuflarse ....... burlarse
Gabrieles ........ garbanzos
Borbollar.......... erupción del agua de abajo de abajo a arriba
Órdago ........... excelente, de superior calidad
Trapatiesta ..... riña, alboroto
Martingala....... artimaña, artificio para engañar
Filfa ................. algo falso


sábado, 10 de junio de 2017

CALLE DE LA SALUD



Los orígenes del nombre de esta calle se remontan a los tiempos de los Reyes Católicos.
Al parecer cuando la peste bubónica diezmaba la Villa, los que vivían en esta calle sobrevivían a la epidemia aislándose del resto de la población. Llegaban al extremo de alimentarse únicamente con las verduras que ellos mismos cultivaban y de los animales de sus propios establos.
Tras la epidemia la gente empezó a llamar a esta zona de la Villa el barrio de la salud y cuando se construyeron, la calle resultante adoptó el nombte actual. Además, una de las primeras fuentes de agua potable de la Villa se situó en esta calle. Su situación la hizo famosa ya que curaba enfermedades.


miércoles, 7 de junio de 2017

LA BIBLIOTECA NACIONAL

SABIAS QUE:


La Biblioteca Nacional está construida en el solar de lo que fue la huerta de San Felipe Neri?
Que desde tiempos de Felipe IV los libros que formaban la biblioteca de la Reina Madre en el Alcázar se vieron obligados a trasladarse continuamente?
Que primeramente se instaló en la calle del Tesoro hasta 1809, pasando luego al convento de la Trinidad; más tarde llevada a la casa del Almirantazgo, antiguo palacio se Godoy, en la calle de Bailén y, después, a la plaza de la Encarnación, desde donde, por fin, fue a parar en 1892, a la actual sede de Recoletos?.